La leyenda de los hermanos ayar

La mitología inca es rica en historias y leyendas que han sido transmitidas de generación en generación. Una de las más conocidas es la leyenda de los hermanos Ayar, que cuenta la historia de cómo se fundó el Imperio Inca. En este artículo, exploraremos esta fascinante leyenda y su significado en la cultura inca.

Origen de la leyenda

La leyenda de los hermanos Ayar se originó en la región de Cusco, en Perú. Según la tradición oral, los incas creían que sus antepasados eran descendientes del dios Sol, Inti. La leyenda cuenta que el dios Inti envió a cuatro hermanos y cuatro hermanas a la tierra para fundar una nueva civilización.

Los hermanos Ayar

Los cuatro hermanos Ayar eran Ayar Manco, Ayar Cachi, Ayar Uchu y Ayar Auca. Cada uno de ellos tenía habilidades y características únicas. Ayar Manco era el líder y el más sabio de los hermanos, Ayar Cachi era el más fuerte y Ayar Uchu era el más astuto. Ayar Auca, por otro lado, era el más joven y el más valiente de los hermanos.

La búsqueda de un lugar para establecerse

Los hermanos Ayar y sus hermanas viajaron por la región de Cusco en busca de un lugar adecuado para establecer su nueva civilización. Durante su viaje, encontraron una cueva en la montaña de Huanacaure, donde decidieron descansar. Ayar Cachi, el hermano más fuerte, intentó abrir la cueva con su maza, pero no pudo hacerlo. Ayar Uchu, el hermano más astuto, descubrió que la cueva estaba sellada por una gran roca que solo podía ser movida por alguien con sangre real.

La fundación del Imperio Inca

Ayar Manco, el líder de los hermanos, se dio cuenta de que él era el único con sangre real y pudo mover la roca para abrir la cueva. Dentro de la cueva, encontraron un lugar fértil y hermoso para establecer su nueva civilización. Ayar Manco se convirtió en el primer gobernante del Imperio Inca y fundó la ciudad de Cusco en el año 1200 d.C.

Significado de la leyenda

La leyenda de los hermanos Ayar tiene un gran significado en la cultura inca. Representa la creencia de que los incas eran descendientes de los dioses y que su imperio fue fundado por una fuerza divina. También muestra la importancia de la unidad y la cooperación entre los hermanos para lograr un objetivo común.

La leyenda en la actualidad

Hoy en día, la leyenda de los hermanos Ayar sigue siendo una parte importante de la cultura inca y es contada a los niños desde una edad temprana. También ha sido representada en obras de arte y en desfiles y festivales en Perú. La cueva de Huanacaure, donde se dice que los hermanos Ayar descansaron, es un lugar sagrado para los incas y es visitada por turistas de todo el mundo.

Inca mythology

by Fabien Moliné (https://unsplash.com/@fabienmoline)

En resumen, la leyenda de los hermanos Ayar es una historia fascinante que ha sido transmitida a través de los siglos y sigue siendo una parte importante de la cultura inca. Su significado y su mensaje de unidad y cooperación siguen siendo relevantes en la actualidad. Si tienes la oportunidad de visitar Perú, asegúrate de explorar la cueva de Huanacaure y sumergirte en la historia de los hermanos Ayar.

Tabla de contenidos